En Pronunciamiento

Ciudad de México a 1 de febrero 2018

 

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA, PARA FIJAR EL POSICIONAMIENTO DEL GPPRD ALUSIVO A LA APERTURA DEL SEGUNDO PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS DEL TERCER AÑO DE EJERCICIO DE LA LXIII LEGISLATURA  

 

Muchas gracias.

 

Muy buenas tardes

 

Con permiso de la Presidencia, al mismo tiempo que le deseamos la mayor de las suertes en los trabajos en la conducción de las actividades parlamentarias; diputado Edgar Romo:

 

Compañeras y compañeros:

 

Llegamos al inicio de este periodo ordinario de sesiones, en el umbral de cambios profundos en la vida del país.

 

México no va bien, aunque la publicidad oficial diga lo contrario, la crisis de fin de régimen está tocando fondo.

 

Hay hechos contundentes que lo demuestran, mencionaré solo algunos:

 

Para empezar, la terrible desigualdad entre una mayoría que carece de todo y una minoría que acapara la mayor parte de la riqueza.

 

Tenemos grandes zonas cada vez más empobrecidas en el país, en contraste con zonas un poco más desarrolladas.

 

No ha habido la inversión pública física suficiente para elevar nuestra capacidad productiva como nación y eso no ha redundando en el crecimiento que se requiere. Tampoco, por lo tanto tenemos los resultados que se requieren en el empleo.

 

La Inseguridad está en ascenso y seguimos teniendo hechos vergonzosos de corrupción.

 

Si seguimos así -podemos enumerar muchos datos más- el país no tendrá el futuro inmediato y el destino que merecen la mayoría de las y los mexicanos.

 

Por eso urge un cambio de rumbo, un golpe de timón.

 

En ese contexto, hoy compiten 3 grandes coaliciones con sus respectivas visiones políticas de cara a las elecciones del 1 de julio.

 

Nosotros como PRD participamos en una de ellas pensando que tenemos la razón en nuestras propuestas (Por México al Frente).

 

Pero estas contiendas tienen su propio espacio, su proceso y su ruta, habrán…habrá o habrán de triunfar quienes sean capaces de concitar la confianza de la mayoría de la sociedad.

 

Y hay que decir que esto hoy se está dando en un ambiente político de mucha confrontación que, incluso puede enrarecerse, ojalá no sea así.

 

Precisamente por eso no pocos piensan que este periodo de sesiones ya llegó a su fin y que muy poco podrá hacerse aun cuando seguimos teniendo muchos pendientes y muchas urgencias.

 

Pero no sirve al país trasladar en automático y con simplismo esta carga político- electoral al ambiente legislativo.

 

El Congreso es el espacio en el que es posible construir alternativas y mejorar el funcionamiento de las instituciones.

 

Mal haríamos en pensar que este periodo de sesiones es sólo de trámite o que sólo sirve para mantener inercias y despedir a quienes dejan esta tarea para buscar otros nuevos horizontes.

 

Por supuesto que a la política le es consustancial la pasión y el debate público que deben encontrar su espacio en la Agenda Política, para atender lo que reclama la coyuntura cotidiana.

 

Eso es natural en una asamblea con orígenes partidistas diferentes.

 

Lo mejor es que las presiones y las tensiones del proceso electoral encuentren su adecuado cauce.

 

Se requieren inteligencia y sensatez para alejarnos de temas que, sin duda generarán –si se pretenden sacarlos adelante- tensiones políticas y conflictos sociales inmediatos como serían la privatización del agua o las reformas que atenten contra los derechos de los trabajadores.

 

Con ánimo propositivo debemos privilegiar temas de consensos amplios, en los cuales tengamos objetivos comunes que sean en beneficio de la sociedad.

 

Cierto que todos debemos abonar a esa visión constructiva para este periodo, pero la responsabilidad mayor recae en los grupos que conforman la mayoría.

 

O se opta pues, por trabajar e imponer mayorías automáticas, o bien se alienta a que -entre todas las fuerzas políticas- construyamos un conjunto de acuerdos que permitan avanzar.

 

El Grupo Parlamentario del PRD por supuesto que está dispuesto a hacerlo por el bien del país.

 

Como es natural, registraremos nuestra agenda legislativa que es muy amplia y contiene un conjunto de aspectos que son muy importantes para la vida del país, pero con el ánimo de impulsar la productividad mayor y la relevancia de nuestra actividad legislativa, las y los diputados del PRD les proponemos a todos los grupos parlamentarios debatir y construir acuerdos en torno a las siguientes prioridades parlamentarias:

 

Primera, aunque no en orden necesario de importancia.

 

  1. Legislar en materia de propaganda gubernamental para superar el incumplimiento del plazo fijado por la Constitución en esta materia y evitar el uso de recursos públicos indebidos en las contiendas electorales. Esto ya es un mandato además de la Suprema Corte de Justicia que emplazó al conjunto del Poder Legislativo a legislar sobre esta materia

 

  1. Impulsar reformas para dar al país los instrumentos legales para propiciar la seguridad que reclama la sociedad,

 

Tuvimos evidentes desacuerdos sobre la Ley de Seguridad Interior, y el PRD junto con otros grupos parlamentarios presentamos acción de inconstitucionalidad contra la decisión legislativa –por cierto- más impugnada en los tiempos recientes de nuestro país. La Corte resolverá en su momento el asunto.

 

Pero debemos seguir buscando los acuerdos en esta delicada materia.

 

  1. Urge que se culmine con los temas pendientes del Sistema Nacional Anticorrupción.

 

Hoy por cierto Chihuahua da una importante lucha contra la corrupción y por un verdadero federalismo hacendario y fiscal.

 

En el Senado falta nombrar el Fiscal General, el Fiscal General Anticorrupción, además de reformar el marco constitucional y legal para que las Fiscalías tengan mayor y verdadera autonomía.

 

El PRD se hace eco de reformar el artículo 102 constitucional, en ese sentido y compartimos esas propuestas de centenares de la sociedad civil, que ayer se manifestaron públicamente en este sentido.

 

Asimismo, aquí en la Cámara de Diputados debemos nombrar el Auditor Superior de la Federación en las próximas semanas y expedir la Ley General de Archivos. Sería terrible que nada de esto se hiciera en medio de este proceso electoral con este ambiente de tensión que se está ya viviendo. Imaginémonos ¡sin fiscales y sin Auditor Superior de la Federación!

 

  1. Debemos defender el acceso al agua como derecho humano y rechazar iniciativas que establezcan concesiones privadas de carácter perpetuo.

 

  1. Con el propósito de dar cauce institucional a la pluralidad política reflejada en las elecciones, la que seguramente seguirá en el mismo sentido ya que quien gane las elecciones, las coaliciones que gane, la coalición que gane no contará con mayoría absoluta en ninguna de las Cámaras -en la Cámara de Diputados- es lo más probable, y por lo tanto se hace necesaria la regulación de los gobiernos de coalición para que contemos con gobiernos que tengan una mayor solidez y den certidumbre en la reorientación del rumbo del país.

 

  1. Avanzar en la revocación del mandato, la reforma en materia de fuero y de arraigo, la regulación de los ingresos de los servidores públicos, así como la cancelación de las pensiones de los expresidentes.

 

A esta Legislatura pues, le toca la responsabilidad de lograr cambios que generen una nueva gobernabilidad con independencia del color partidario que cada uno de nosotros… de cada uno de nosotros y de lo que resulte a partir del 1º de julio.

 

Por supuesto apostamos a ganar, pero tendremos con independencia a eso que regular en esta materia.

 

  1. No debemos permitir una reforma laboral que signifique retrocesos en los derechos de los trabajadores. Tenemos pendiente discutir y legislar sobre la Conasami, y para iniciar también un proceso de recuperación de los salarios.

 

  1. En nuestra relación bilateral, reiterar por esta Cámara de Diputados nuestra férrea y clara oposición a la construcción del muro propuesto por Trump y a su política migratoria y discriminatoria.

 

Compañeras y compañeros diputados:

 

Desde el PRD y con los partidos que nos hemos coaligado en el Frente por México, tenemos voluntad para construir una ruta de amplio consenso, que genere resultados concretos, viables y útiles al país.

 

Proponemos a todas las fuerzas políticas congregadas en esta Cámara, una agenda mínima, consensar una agenda mínima de acuerdos para que podemos presentarle a la sociedad resultados de los que nos podamos enorgullecer.

 

No abonemos a ahondar la crisis de credibilidad social en nuestro quehacer y en las instituciones.

 

El país nos lo exige y todos debemos estar a la altura de las exigencias más urgentes de la sociedad.

 

Esto sería -desde nuestro punto de vista- actuar por el bien de México, es por el bien de la gente.

 

Muchas gracias.

 

 

Entradas Recientes

Empieza a escribir y Pulse ENTER para buscar